El divorcio es uno de los sucesos más dolorosos y conflictivos que se pueden atravesar en la vida. Si hay hijos de por medio pueden surgir aún más conflictos y complicaciones. El cometido de una mediación es la de evitar la vía tradicional de los juzgados, y recuperar un vía con un mínimo de diálogo... seguir leyendo