Derecho laboral

Acoso laboral: ¿es la mediación una solución?

Como ya os contamos en el post anterior sobre la mediación laboral, esta es una solución que debe considerarse en caso de acoso laboral. ¿Por qué?

Para empezar, si tienes un problema con un superior u otro empleado, el mediador te ayudará a través del diálogo a encontrar una solución que convenga a ambas partes. Te pondrá en una confrontación directa con tu acusador. Solo hablando y escuchando el conflicto se podrá resolver de manera rápida y efectiva. Apelar a un mediador te permite evitar un juicio que podría ser largo y costoso. Además, esta será imparcial, confidencial y neutral.

La mediación laboral puede ser una solución para el empresario y para el trabajador porque el problema se resuelve con calma y de manera razonada. Además, muchas veces ambas partes saldrán ganando.

¿Qué es el acoso laboral o mobbing?

Podemos definir mobbing como un tipo de comportamiento persistente que se desempeña sobre un empleado causado por cualquier compañero o superior. ¿Su objetivo? causar terror, desmotivar y angustiar.

Una de las razones de este tipo de conducta es obligar al acosado a abandonar su trabajo. Según los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sufrir intimidación durante el horario de trabajo pueden verse reflejado en la salud mental del trabajador.

Para que algo realmente sea considerado “acoso laboral” se ha de reunir ciertas condiciones:

  • Ha de ser una circunstancia constante. Esto quiere decir que no se puede relacionar con un hecho pasado.
  • Ha de producirse con frecuencia. Por ejemplo, durante toda una semana.
  • Ha de poder diferenciarse de una ocasión de estrés.
  • Ha de atentarse contra la autoestima del acosado, con la intención de ocasionar daños psicológicos.

Cómo denunciar el acoso laboral

Para tener la posibilidad de realizar una denuncia por mobbing es imprescindible que tengas pruebas de ello. Como por ejemplo:
  • Audios grabados de diálogos con tu acosador.
  • Vídeos grabados en los que se pueda ver las situaciones que tengas con tu acosador.
  • Realizar copias de los correos que demuestren que tu acosador te amenaza o realiza cualquier trato despectivo.
  • Al igual que los correos, realizar copias de WhatsApp.
  • Cualquier tipo informe psicológico en los que declaren los síntomas en relación al mobbing.
  • Testigos que declaren el estar presentes durante el acoso.

El mobbing afecta a gran número de empleados. La mediación laboral intenta solucionar el conflicto de una forma pacífica.

Soluciones frente al mobbing

Existen varias soluciones para acabar con el dichoso acoso laboral. Te traemos tres consejos para ello:

1.Reconoce el acoso. Es imprescindible que determines la condición de la persona acosadora; si sus intenciones son realmente dañar nuestras labores o simplemente es una persona problemática a la que le encanta incordiar a sus compañeros. Si esto es así ignorarlo podría ser una buena táctica. No obstante, si de verdad te está influyendo, es obligatorio actuar.

2. Hazle frente. Hay que eludir los sentimientos y establecer un límite a tu acosador. No seas su presa, exprésale claramente que su actitud no es de tu agrado. Ten fortaleza y demuestrale que no vas a tolerar su comportamiento.

3. Denuncia. Ante cualquier circunstancia, lo primero que se ha de hacer es tener comunicación con tu jefe. En caso de que sea él tu acosador busca la manera de razonar, si esto no funciona, será mejor que acudas al departamento de Recursos Humanos (RRHH).

Es conveniente que demuestres evidencias de lo que ocurre. Cuanto más razonable y dominada sea tu denuncia, más éxito tendrás.

¿Qué necesitas recordar de este artículo?

Las consecuencias del acoso laboral son numerosas:

Psicológicas:Ansiedad, depresión, trastornos del sueño…
Físicas: Problemas musculares, cardiovasculares…
Sociales: Soledad, aislamiento, miedo a ver a la gente…
Laborales: Desmotivación, pérdida de autoestima, estrés…

Si eres víctima de mobbing, lo primero que debes hacer es hablar con tu acusador y luego denunciar si no hay mejoras. Hay tantos efectos negativos, que debe abordarse lo más rápido posible y encontrar una solución.

La mediación laboral es una solución posible porque generalmente se adapta y beneficia a ambas partes:

Si eres un empresario:no querrás perder al empleado que formaste, reemplazarlo y empezar de cero. Además, tendrás costos a pagar si él se va.
Si eres un trabajador: no querrás perder tu trabajo, tu salario y buscar un nuevo empleo. Moralmente puede ser difícil comenzar todo de nuevo. 

Por lo tanto, el mediador ayudará a resolver el conflicto de manera efectiva entre las dos partes, a un costo menor en comparación con un juicio. También ahorrarás tiempo.

Y tú, ¿Alguna vez has sufrido acoso laboral? ¿Cómo lo resolviste?

Autor


Avatar