Derecho laboral

Mediación Laboral: Nuestra ayuda imparcial

La mediación laboral supone una gran ayuda ante ciertos conflictos que puedan surgir en el ámbito laboral.  Es recomendable, en estas situaciones, contar con un mediador entre el equipo para que ambas partes puedan llegar a un acuerdo sin tener ningún tipo de problema externo. ¿Pero de qué se trata exactamente? En este post te vamos a contar algunos de los datos más relevantes sobre la mediación, el mediador laboral y sus funciones.

¿Qué es la mediación laboral?

Podemos llamar “mediación laboral” a una agrupación de procedimientos para favorecer el acuerdo de un conflicto entre distintas partes. En dicho conflicto, entra a participar un tercero, neutral e imparcial, que dirigirá la situación para llevar a cabo una solución: el mediador.
  • Ventajas de la mediación laboral. En el momento que aparece una disputa en una empresa, por un lado la plantilla y por el otro el empresario, la mediación es una herramienta eficaz que puede llevar a la solución con rapidez. En la situación de una huelga planificada por el personal en la que la empresa se oponga, la mediación laboral tiene la posibilidad de dar con la resolución del enfrentamiento y hará que comprendan los resultados desfavorables que pueden llegar a ocasionarse si llevan a cabo dicho evento.
  • Desventajas de la mediación laboral. Entre estas, encontramos la posibilidad de llegar a una solución más ventajosa para una de las partes frente a la otra.  Además, no existen decisiones establecidas, por lo que se puede influir de manera directa a ciertas partes, como por ejemplo violencia en el trabajo.

¿Qué caracteriza la mediación de conflictos?

La medición de conflictos es una actividad totalmente voluntaria. Se establece de libre solicitud de los implicados, no siendo obligatorio mantener el procedimiento. Entre sus características destacan:
  • Flexibilidad. Se le acepta a ambas partes y al intermediario acordar las reglas del procedimiento.
  • No tiene coste económico. Es decir, acepta un acercamiento de manera gratuita tanto a la empresa como al trabajador.
  • Disminución de coste social que incluyen las relaciones declinadas y los desenlaces negativos que pueden llegar a traer el problema. La estropeada confianza en las relaciones de trabajo, puede llegar a producir una reducción en el rendimiento de la empresa.
  • Se despliega en un entorno con un mutuo respeto.
  • Impulsa a la colaboración de los interesados en la búsqueda de los recursos a las soluciones. 

¿Qué tipos de conflictos puede llegar a la solución con un mediador?

  • Mentiras, habladurías y conductas negativas. Si encontramos a un compañero criticando a otro o extendiendo rumores que no son ciertos se deberá realizar un acuerdo entre ellas para evitar futuros conflictos.
  • Problemas de sonido (ruidos estridentes). Si los participantes no tienen su propio espacio y deben de compartir con el resto de compañeros. Hay que evitar la música que no se considere ambiental para eludir problemas con el resto.
  • Impuntualidad. No se debe aceptar que un compañero llegue tarde de costumbre 10 minutos tarde, esto puede ocasionar un conflicto laboral.
  • Realización de otras tareas distintas las correspondientes en su puesto de trabajo. Intervención si el empleado pasa su jornada laboral en las redes sociales.

¿Cuál es el trabajo del mediador laboral?

La persona que medie el asunto, estará presente en toda negociación, tendrá la adecuada contemplación para la colaboración de ayuda a las partes comprometidas en la disputa para llegar a las diversas opciones al dilema. El primer propósito es llegar a un ambiente acogedor, para que ambas partes inicien a las proposiciones futuras y abandonen el reproche de la situación pasada.

Un mediador no ha de plantear opciones. Simplemente, ha de utilizar las herramientas ya expuestas para que los implicados sean los que comiencen a plantear los dilemas. Los implicados deben solucionar la situación.
El intermediario, es un ayudante neutral e imparcial que su única meta es que los interesados en el problema tengan conocimiento de su protagonismo, esto quiere decir que las partes deben responsabilizarse en el momento de llegar a los acuerdos. Por lo que, es primordial que el intermediario esté capacitado para aminorar las presiones que muestren los interesados. Si no se modera el nivel del enfrentamiento, el mediador puede terminar la junta.

El oyente activo por el experto en la mediación, auxiliará tanto a la persona que explana su práctica, como a la parte contraria, porque le dejará meditar acerca de su conducta y postura ante el problema.

Conclusión

De manera resumida, podemos llegar a decir que la mediación laboral es mostrada como una opción bastante recomendada para llegar a una solución ante cualquier conflicto que pueda ocurrir en el ámbito laboral.
Esta, se basa en un conjunto de métodos que favorecen la solución de un problema entre los implicados, en las que un tercero imparcial se interpone para coordinar el problema y llegar a un acuerdo, dando finalizada la sesión con una solución.

Autor


Avatar