Propiedad intelectual

La propiedad intelectual: Qué es y sus características

Actualmente en el mundo digital gran parte de los usuarios de internet son de una manera u otra, creadores de contenido. Por este motivo hoy vamos a hablar sobre los derechos que tienen los creadores sobre su contenido, es decir la propiedad intelectual.

¿Qué es la propiedad intelectual?

Conocemos como propiedad intelectual una variedad de derechos que la ley otorga a cualquier autor de una obra ya sea literaria, artística o científica. Uno de los aspectos primordiales de la Ley de Propiedad Intelectual es que declara la naturaleza personalista del derecho de autor. Esto implica que el derecho de autor existe desde que una obra se crea, aunque no exista un registro de la misma.

Otro de los aspectos que caracterizan la propiedad intelectual que concede al autor una dualidad de derechos. Por un lado, el autor de la obra tiene una serie de derechos de carácter personal y que por tanto son irrenunciables. Por otra parte, el autor también adquiere derechos sobre la explotación económica de la obra sobre los que profundizaremos a continuación.

Derechos morales

El autor de cualquier obra literaria, artística o científica adquiere automáticamente los siguientes derechos morales:

  • El autor tiene es el encargado de decidir acerca de la difusión de su obra. Decide sobre si publicar la obra o que esta se mantenga inédita.
  • Decidir bajo que determinación se publicará su obra, bajo su nombre real, un pseudónimo o de forma anónima.
  • El autor puede exigir que se le reconozca como tal.
  • El autor puede exigir que se respete la integridad de su obra y que no se modifique o se altere.
  • El autor tiene derecho a modificar su obra, siempre que respete los derechos adquiridos por terceros sobre la misma
  • El autor tiene la posibilidad de retirar la obra del mercado por sus ideas morales y/o intelectuales. Esto es posible siempre que se paguen los daños y perjuicios a aquellos que posean los derechos de explotación.
  • Puede acceder al ejemplar único o raro de la obra en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda.

Todos estos derechos son personales y por tanto no pueden traspasarse mientras el autor siga vivo. En el caso de la defunción del autor, los derechos de reconocimiento de la autoría y de respeto a la integridad de la obra corresponderán a la persona a la que el autor se la haya cedido en su testamento, o a falta de este a sus herederos.

Derechos de explotación de la obra

El autor también tiene derecho a explotar económicamente su obra en cualquier forma. Estos son los derechos reconocidos en la Ley de Propiedad Intelectual:
  • El autor puede reproducir cualquier forma y medio ya sea de toda la obra o parte de ella para permitir su comunicación o la obtención de una copia.
  • Control sobre la distribución de la obra, es decir control sobre la puesta a disposición del público de la obra y sus copias ya sea mediante venta, alquiler o préstamo de la misma.
  • Derecho sobre la comunicación pública de la obra.
  • Por último, el autor tiene también derecho a controlar cualquier transformación de su obra como pueden ser traducciones o adaptaciones de la misma.

Al contrario de los derechos morales, estos sí que son transmisibles tanto mientras el autor vive como tras su muerte.

Uno de los puntos que más interés suscitan sobre la propiedad intelectual es la duración de los derechos de explotación de la obra. Estos duran toda la vida del autor y un total de setenta años más tras su muerte.

Una vez pasado este tiempo se considera que la obra es de dominio público, lo que supone que cualquiera puede utilizarlo siempre que respete la autoría y la integridad de la misma.

Si tras leer este artículo tienes cualquier duda acerca de la Ley de Propiedad Intelectual, la Propiedad industrial, marcas o modelos industriales, no dudes en consultarnos a través de nuestra web o visitando nuestra oficina.

Autor


Avatar