Derecho laboral

Cómo actuar ante un despido improcedente

¿Qué es el despido improcedente? ¿Es diferente al procedente? ¿En qué? Hablamos de ello en este artículo, ¡no te lo pierdas!

Diferencias y causas entre despido improcedente y despido procedente

Vamos a explicar, de una forma resumida, las diferentes causas y consecuencias que hay en los despidos improcedentes y los despidos procedentes. si quieres más información ponte en contacto con nuestros servicios de derecho laboral.

Despido improcedentes

El despido improcedente es la situación cuando una empresa decide despedir a uno de sus empleados sin motivo o causa justificada. Las consecuencias pueden ser que el empleado acepte el despido, si no se intentará la conciliación entre empresa y empleado que puede llegar a ser la readmisión del empleado en la empresa o la indemnización al empleado por parte de la empresa, si la conciliación fracasa solo queda la vía judicial en la que un juez decidirá si hay o no hay causa del despido.

Despido procedente

Es cuando el despido si tiene causa justificada y se a llevado el procedimiento adecuado. Los despidos de este tipo pueden ser despido disciplinario y despido objetivo.

Las consecuencias pueden ser distintas según el tipo de despido:
  • Si es disciplinario son la extinción de la relación laboral, tiene derecho a finiquito y derecho al paro pero no tiene derecho a ninguna indemnización. No requiere de preaviso. 
  • Si es objetivo son la extinción de la relación laboral, tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades, finiquito y prestación por desempleo. Será avisado con 15 días de antelación.

¿Qué hacer ante un despido improcedente?

Si el empleado considera que no hay motivos justificables para realizar ese despido puede llevar a cabo reclamaciones contra la empresa por un despido improcedente. Para ello a la hora de firmar la comunicación del despido es necesario poner al lado de la firma un “no conforme”.

hablamos de las diferencias entre despido procedente e improcedente

Ya firmada la comunicación del despido, lo primero será presentar una papeleta de conciliación en la magistratura laboral, este proceso se utiliza para llegar a un acuerdo entre empleado y empresa, y así evitar la vía judicial.

En este proceso de acuerdo el empleado tendrá que demostrar que los motivos o razones del despido no se ajusta a la realidad. Y la empresa tendrá que explicar con todo detalle, tanto en la carta de despido como en el acto conciliador, los motivos o causas por las cuales realiza ese despido.

Estas son las razones que podemos encontrar en un despido improcedente:
  • No cumplir con los requisitos legales de despido.
  • Las razones y motivos que da la empresa no justifican el despido.
  • Cuando se considera que el despido es a causa de por razones discriminatorias.
  • raciales, edad o sexo.
  • vulneración de los derechos fundamentales o libertades públicas.
  • vulnerar las condiciones de los representantes de los trabajadores.
  • vulnerar cualquier derecho relacionado con la maternidad y conciliación de vida familiar y laboral.
Las consecuencias de un despido improcedente son que el empresario tiene 5 dias para readmitir o indemnizar al empleado. Si lo readmite tiene que ser bajo las mismas condiciones laborales que tenía o si lo indemniza es equivalente a 33 días de salario por año trabajado. Se tiene derecho al paro si cumple los requisitos de impuestos por el Servicio Público de Empleo Estatal.

En el caso de que el empleado acepte el despido improcedente tendrá 15 días para presentar la solicitud por desempleo.

Cálculo de la indemnización por despido improcedente

Como ya nombramos anteriormente la indemnización por despido improcedente equivale a 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. El resultado de multiplicar el salario base por las 24 mensualidades no puede ser menor que la indemnización.

El cálculo es una regla de tres: si tenemos 12 meses trabajados de los cuales se tiene derecho a 33 días por X meses trabajados, se tiene derecho a X días. Esos días se tienen que multiplicar por el salario por dia, y esa es la indemnización por despido improcedente que nos toca.

Cálculo de la indemnización por despido

La indemnización por despido equivale a 20 días por años trabajados con una limitación de 12 meses de salario, la indemnización se entregará con la carta de despido. El resultado de multiplicar el salario base por las 12 mensualidades no puede ser menor que la indemnización.

El cálculo sería primero saber el salario diario, segundo saber los años trabajados y los días a indemnizar, y tercero multiplicar el salario diario por los días indemnizar, el resultado de esta operación sería la indemnización a cobrar.

Autor


Avatar